Páginas

25 de abril de 2009

~ Anécdotas de Cicerón

Marco Tulio Cicerón

106 AC-43 AC. Escritor, orador y político romano.


En su Vida de Cicerón, Plutarco, nos cuenta numerosas anecdotas del gran orador sucedidas en el Senado Romano:

Un Senador, Marco Apio, dice que la persona a la que va a defender le ha rogado que lo haga con veracidad, con razón y con fuena fe. Al terminar , Cicerón le pregunta: ¿Y cómo tienes, Apio, el valor de no hacer nada de lo que tu amigo te ha pedido?.

En otra ocasión, con motivo de haber pedido César que se distribuyeran tierras a sus soldados, el anciano senador Lucio Gelio dijo que ese reparto no se haría mientras él viviera. Cicerón comentó: Esperemos, pues. Gelio no ha pedido un plazo demasiado largo.

En otra sesión, el gran tribuno empieza a hacer grandes alabanzas de Craso y luego le censura gravemente: Pero, ¿No me habias alabado?, le dice Craso. Y Cicerón responde: Quería probar mi talento en un tema ingrato.

Cicerón nos dejo, así mismo, muchas frases celebres de las que citaremos algunas:

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?

La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva.

La fuerza, es el derecho de las bestias.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros.

Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.

Que se rindan las armas, a la toga.




No puedo dejar de recomendar el libro IMPERIUM, de Robert Harris, la vida de Cicerón novelada desde el punto de vista de su secretario Tiro, quien por cierto, inventó la taquigrafía.