Páginas

6 de julio de 2009

~ Las recetas de la Guerra de Independencia


Practicamente la totalidad de historiadores actuales sostienen que el concepto moderno de Nación Española surgió a raíz de la invasión napoleónica y la Guerra de Independencia, esas son cosas que podéis encontrar muy bien explicadas en muchos sitios, así que vamos a quedarnos con lo que nos gusta aquí en La Estanteria de Arriba, con dos curiosidades practicamente desconocidas de la Guerra de Independencia, la invención de la Tortilla Francesa y de la Mayonesa.

Mucha gente piensa que la tortilla francesa lleva ese nombre, porque se invento en Francia, pues nada más lejos de la realidad, es Española, Zaragozana para más señas.

Durante la guerra, en el asedio a Zaragoza, la ciudad se quedo sin patatas así que no podían hacer tortilla, pero el hambre aprieta así que decidieron probar a hacerla sin patatas, el invento gustó ( a falta de pan...) y claro había que buscarle un nombre, como ellos querian comer tortilla de patatas, pero comían esa tortilla por culpa de los franceses, la llamaron Tortilla Francesa, toma guasa, mientras que la otra, la de patatas, se quedó como Tortilla Española.

Otra anécdota, es la de la mayonesa, mahonesa o bayonesa, que de las tres formas se puede decir. La reina de las salsas apareció en la isla de Menorca durante la guerra de la independencia.

Durante la ocupación francesa de Mahón, el general que mandaba las tropas era de Bayona y además de ocupar la isla ocupaba a una bella moza del pueblo. Ésta, harta de los ardores amorosos del francés, abusaba de la salsa de alioli, que como es conocido lleva ajo, buscando que le oliese el aliento para frenar al ardiente general.

Lo mismo que algunos han terminado llevándose la pastilla de aspirina de noche a la cama, por los dolores de cabeza de la cónyuge, el general optó por dar órdenes para que se eliminara el ajo de la salsa, apareciendo la mahonesa, mayonesa o bayonesa.

Mahonesa alude a su origen; Mahón, Bayonesa a la localidad del general, Bayona, y mayonesa pues... a que no comemos a palo seco y el vinillo se nos sube a la cabeza, no sabemos como llamarla y claro pues mezclamos los nombre.