Páginas

21 de junio de 2009

~ Arquitectura Perdida 1: Palacio Real de Madrid

Me gusta la arquitectura, bueno, en realidad esto no es correcto del todo, no me interesa el cálculo de estructuras, ni el reparto de fuerzas en un edificio, sino su historia, su vida, lo que fue, lo que pudo haber sido y como llego a ser lo que es un edificio.

Palacio Real de Madrid desde el
Campo del Moro

Es por eso que hoy quiero compartir con vosotros una parte desconocida de la historia del Palacio Real de Madrid o Palacio de Oriente.

El Palacio Real se empezó a construir en 1738 y está ubicado sobre el solar que ocupaba el antiguo Alcázar madrileño, destruido en un incendio que duro desde la nochebuena de 1734 hasta primeros de enero del año siguiente (junto con el Alcázar ardieron más de 500 cuadros, uno de los pocos que pudo salvarse fueron Las Meninas, de Velázquez).
Infografia del Alcázar Madrileño en 1734

El primer arquitecto del Palacio fue el italiano Felipe Juvara, quien diseño un palacio que duplicaba en planta al de Versalles, con más de 500 metros de fachada (la fachada actual, para que os hagáis una idea mide 130 metros), pero ideado para los altos de San Bernardino, este lugar más o menos coincide con la actual calle Isaac Peral, en el barrio de Arguelles.

Planta del proyecto original de Juvara

Alzado de las fachadas principal y trasera del proyecto de Juvara

Alzado de las fachadas laterales

Perspectiva del proyecto de Juvara

Muerto Juvara es su discipulo Sachetti quien toma el relevo al frente del proyecto del Palacio, Sachetti se ve obligado a modificar por completo el diseño de su maestro ya que el rey estableció que la ubicación definitiva del Palacio fuese en el solar del antiguo Alcazar, el nuevo proyecto contempla la construcción de jardines hasta la basílica de San Francisco el Grande, una catedral y un viaducto para salvar la vaguada de la calle Segovia.

Proyecto de Palacio, Catedral y Viaducto de Juvara

En 1760 la construcción recae en Francisco Sabatini quien modifica y fija definitivamente el proyecto heredado de Sachetti, la principal aportación de Sabatini al diseño es, precisamente lo que no se llego a construir, la ampliación del Palacion mediante 4 nuevos patios que parten de la fachada posterior.

El Palacio resultante, que construyo Sabatini, es el más grande de Europa Occidental aunque lo construido difiera bastante de lo originalmente diseñado, si Sabatini hubiese podido construir todo su proyecto estaríamos hablando del mayor palacio del mundo.

En las siguientes imágenes podéis ver el proyecto original de Sabatini y la comparación con lo que finalmente se construyo, la verdad, el Palacio de Oriente tiene más de 3000 habitaciones, pero viendo lo que pudo haber sido, pues a uno se le antoja pequeñito.


Corte transversal del proyecto de Sabatini

Alzado a la Calle Bailen del proyecto de Sabatini, fijaos en la cúpula que se observa, esa sería la actual fachada de los jardines de Sabatini, lo que resta, hacia la derecha sería la ampliación prevista



En tinta roja, el Palacio, en azul la ampliación de Sabatini


Planta del proyecto de Sabatini

Fotomontaje, un poco cutre vale, de las dimensiones del palacio
si se hubiese construido la ampliación de Sabatini